martes, 26 de octubre de 2010

De axiomas, redacciones y trabajos

Quizás el tema de este post no gusta a algunas personas. Pero bueno... Sí, todavía me queda una entrada de Rosa Díez

El otro día en clase, volvió a salir el manido tema periodístico: "la cosa está mu' mala". Vale. Hay muchísima demanda para muy poca oferta. Muchos licenciados y no licenciados para pocos puestos de trabajo. "La gente termina la carrera y se va al paro". Quizás puede ser por su poca formación, sus pocas inquietudes durante la carrera o sólo Dios sabe qué. Pero hay un número ingente de alumnos que estudian Periodismo por pensar que van a tener empleo una vez terminada la carrera, sin esforzarse. Craso error

Parece raro, si. Pero no es raro hablar con un recién licenciado y expresar que la cosa está muy mala. Que no hay tanto trabajo para tantos trabajadores... ¿Has buscado trabajo? Y es aquí cuando sus palabras se silencian. Agacha la mirada, guarda sus manos en el bolsillo y susurra un leve "no". Si ha buscado, no ha sido lo suficiente. Estudias Periodismo, y quieres ser periodista; pero un licenciado en Periodismo puede trabajar en más puestos de la rama de comunicación que no sea ser periodista. Sin embargo, eso es lo que todos quieren y que algunos esperan que les venga a su casa. Claro, el anuncio sale del periódico y se presenta en tu casa.

Si el estudiante en cuestión te responde que sí, que lo ha buscado y que lo ha encontrado llega al otro gran problema. "Hay trabajo en XXX pero el sueldo es de becario, o en prácticas y no quiero ser un mileurista". Flojo y tonto. ¿Qué has hecho para entrar en una redacción y ser ya un redactor no "explotado"? Es más... ¿sabes que ser periodista requiere dedicación, constante actualización, sacrificio y otras tantos conceptos que no casan con la descripción de flojo? 

Podemos seguir con las distintas clases. Ya hemos analizado por encima al alumno que espera que el trabajo le llegue a casa. Luego pasamos de soslayo, mejor no ahondar en el tema, por el alumno de naturaleza flojo que quiere trabajar 2 horas y cobrar 1.000 euros por cada 60 minutos. Es aquí cuando podemos hablar de uno de los axiomas de la raza humana; para mí el primero.

"Conseguir el máximo beneficio personal con el mínimo esfuerzo individual"

No sabes escribir, ¿pero lees? No. No sabes como gestionar recursos en Internet, ¿pero te formas? No. No sabes narrar o comentar un partido en radio, ¿pero entrenas? No. Todo eso requiere esfuerzo, dedicación, sacrificio... Es mucho más fácil protestar. Preguntar por qué no te llaman. ¿Eres conocido por tu trabajo u otra cualidad positiva? Pues claro, a la hora de comer en tu casa.

Está claro que la cosa puede estar más o menos complicada. Pero sentado no haces nada. "Época de crisis, época de oportunidades". Y las oportunidades no van a venir a ti. Debes buscarla. Moverte. Formarte. Mejorar...

Llegará quinto, y el que está aquí no irá al paro. No sé lo que harás tú.

4 comentarios:

Alberto Zeal dijo...

Tú también irás al paro a menos que tengas mucha suerte. ¿Te crees que con esfuerzo y dedicación lo conseguirás? Craso error. Yo hice todo lo contrario a tu lista y llevo desempleado casi tres años. Y como el mío hay muchísimos casos. Lógicamente, las probabilidades aumentan si no te mueves ni haces nada para mejorar como profesional, pero eso, en Sevilla al menos, no te garantiza nada de nada.

No sientes cátedra tan pronto. Los que ahora no se han movido te pueden pasar rápidamente en pocos años. Y créeme: PASA.

P.D.: Perdóname el tono, pero, sinceramente, no estás en tesitura de decir estas cosas. Y será mejor que te conciencies para lo peor, porque lo peor todavía no ha llegado a los medios.

Selu dijo...

No pretendía sentar cátedra en ningún momento. Simplemente uno está harto de escuchar siempre lo mismo en una clase de vagos, flojos y sin ganas de trabajar.

Yo pienso moverme para no ir al paro. Ya sea seguir trabajando o seguir formandome. Pero el que está aquí no va a estar sentado esperando que le caiga la oportunidad del cielo. Y en mi clase lo hay.

Y lo peor es que esos que esperan que el trabajo le de en la cabeza, caído del cielo, son los que más protestan ahora. Y claro, también son los que menos trabajan.

También podemos entrar en los que se intuyen que pueden trabajar como periodistas y lo que ni de lejos van a trabajar de lo que estudian. En mi clase, a puñados

PD: Creo que no te ha hecho mucha gracia la entrada

Selu dijo...

Además, la entrada iba destinada a lo que te he comentado antes: los estudiantes o intentos de estudiantes, que quieren trabajar pero no tienen inquietudes o no se buscan las habichuelas

Alberto Zeal dijo...

No es que no me haya hecho mucha gracia, ni me he sentido aludido (ya te digo, de cuatro años que tenía la carrera por entonces, dos de ellos me los pasé en la redacción de ABC y Sevilla Televisión); sencillamente quiero que pongas los pies en el suelo y seas consciente de que ni la formación ni los sacrificios te garantizan vivir de esto, a menos que caigas en el sitio idóneo y en el momento adecuado (lo que te deseo de todo corazón).

Tú me afirmas que hay gente en tu clase que no tiene talento para esta profesión, y seguro que es así. Sin embargo, eso no es óbice para que acaben currando de periodistas, y con buenos contratos. Ahí tienes, por ejemplo, a Nolo Ruiz; o a Cristina, la nieta del presidente de la FEB, que está (por lo que está, por supuesto) ahora en la antigua Giralda TV. El talento no quiere decir nada; no se valora, ni se recuerda.

Las cosas están mal, y ya te aviso que van a empeorar mucho más. Las nuevas generaciones de periodistas lo tendréis muy jodido para conseguir curro a partir de los 25-26, y ya no digamos obtener una mínima independencia económica.

Y sí, tienes razón: esperando a que te caiga del cielo no se va a solucionar nada. Como ya te dije, hay menos probabilidades de que el desempleo llegue a tu vida si te mueves... pero eso no te exime de ese destino. Simplemente te lo comento para que tengas los pies en el suelo, pq yo mismo, en su día, pensaba como tú... Y me habría encantado que alguien me hubiera comentado estas cosas.